Número de anuncios: 275

Anuncios de camión hormigonera de segunda mano

Hasta principios del siglo XX, el cemento y el hormigón se mezclaron en el sitio de trabajo y se transportaba desde el mezclador de cemento al encofrado, ya fuera en carretillas o en cubos levantados por grúas. Esto requirió mucho tiempo y trabajo. En 1927, los ingenieros alemanes Max Giese y Fritz Hull tuvieron la idea de bombear hormigón a través de tuberías. Bombearon hormigón a una altura de 38 metros y una distancia de 120 metros.

Más información Cerrar
anuncios/página

Bombas para hormigón

La bomba para hormigón es una pieza esencial para la construcción en la edad moderna. Se emplea para el bombeo del hormigón o el cemento en altura o en distancia. El bombeo es la manera preferida de entregar el hormigón debido a la facilidad con la que puede ser realizado. El vehículo o la máquina de bombeo se pueden aparcar cerca de una acera o fuera del sitio de la obra y, usando un brazo hidráulico con una tubería ancha, flexible y específica para esta tarea, se bombea el hormigón hacia el área deseada.

Existen numerosos modelos de bombas de hormigón independientes y fijas; es decir, que se deben trasladar de una obra a otra y cuando acaban su trabajo deben ser portadas por algún vehículo a otro sitio. Aunque no son auto-transportadas, estas máquinas disponen de cierta posibilidad de movimientos dentro de una misma obra si son arrastradas para encontrar la mejor ubicación para el próximo bombeo. Estas bombas no suelen incluir los tubos de transferencia, que suelen ser pieza aparte; son brazos tipo pluma con contrapeso que soportan el tubo que salen de un eje principal que se conecta al compresor independiente y se equilibra por cuatro patas extensibles.

Sin embargo, hoy día se prefiere en la mayoría de los casos emplear bombas de hormigón sobre camiones por su flexibilidad y movilidad en la obra. Las bombas mecánicas que impulsan el cemento han avanzado lo suficiente como para poderse ubicar en un camión, junto a los tubos de transferencia que se mueven y elevan mediante sistemas de brazos hidráulicos y que se puede estabilizar y contrapesar perfectamente con patas plegables instaladas en el mismo camión.

Estos camiones con bomba de hormigón se utilizan en una gran variedad de trabajos, desde el solado de las entreplantas en edificios de altura media, a los proyectos comerciales e industriales de gran capacidad. Cada camión bomba varía de tamaño con longitudes de brazo que se extienden de 15 a 70 metros. Los brazos están disponibles en tres o cuatro secciones desplegables, con una altura de despliegue a partir de los 5 metros, o en los modelos con una quinta sección son capaces de extenderse a más de 65 metros de altura.

Debido a su gran tamaño y alcance la mayor parte de estos camiones pueden permanecer en un mismo sitio durante el trabajo entero, mientras que está siendo utilizado en varias áreas del edificio o construcción que se está realizando. De esta forma es más fácil ubicar el camión en un lugar cómodo para que accedan las hormigoneras<* que le van a alimentar por la tolva.

Los diseñadores de bombas de hormigón se enfrentan a muchos desafíos porque el hormigón es pesado, viscoso, abrasivo, contiene trozos de roca dura y se solidifica si no se mantiene en movimiento. Por lo general, se utilizan bombas de pistón, ya que pueden producir cientos de atmósferas de presión. Estas bombas tipo pistón pueden empujar cilindros de mezclas de concreto heterogéneas (agregado + cemento).

En Mascus vas a encontrar una amplia oferta de bombas para hormigón de segunda mano, tanto ligeras como sobre camión; además de estas separados por países de origen, siempre podrás comprobar el estado general de las máquinas al incluirse fotografías recientes de todos los vehículos.